Actualidad

Despegar y aterrizar ¿Por qué son los momentos más críticos de un vuelo?

Despegar y aterrizar ¿Por qué son los momentos más críticos de un vuelo?

Con los años hemos podido ver como las aeronaves han ido mejorando los materiales ya que cada vez son menos densos y más resistentes. Además, es un sector que está continuamente innovando e investigando en la seguridad de los tripulantes y pasajeros.

Quizás, por el mero hecho de ser un transporte aéreo, te has preguntado la probabilidad que tienes de sufrir un accidente. Lo primero que tienes que saber es que el avión es uno de los transportes más seguros que hay, de hecho tienes más probabilidades de tener un accidente en un coche que en un avión.

Aún así, esto no quita para que una aeronave pueda sufrir un percance. Por eso, hoy te voy a hablar de por qué el despegue y el aterrizaje son los momentos más críticos de un vuelo.

El 60% de los accidentes fatales ocurren en estas fases ya que la principal dificultad a la que se encuentran los pilotos es la de alcanzar la velocidad suficiente para levantar el avión dentro de una pista de despegue. Lo mismo ocurre con el aterrizaje, ya que el avión se encuentra en movimiento y la fase de aproximación es la más crítica.

Cuando sucede algún problema durante estas fases el avión apenas tiene tiempo para reaccionar, eso no pasa cuando la aeronave está a 30.000 pies ya que en el caso de fallar un motor, el avión no se desplomará, sino que perderá millas de altitud dándole tiempo suficiente al piloto para decidir dónde aterrizar.

En el caso de que alguno de los motores falle durante la aceleración de la aeronave, el piloto deberá decidir en cuestión de milésimas de segundos si es mejor volar y solucionar el problema en el aire, o por contra, quedarse en tierra. Hay que tener en cuenta que desacelerar una aeronave no es tan fácil ya que el peso y la velocidad que alcanza puede generar accidentes.

aterrrizaje avión

Por norma general, los aviones prefieren el viento de cola durante el vuelo ya que facilita el movimiento de la aeronave y el tiempo del viaje se reduce. Cuando hablamos de despegue y aterrizaje la cosa cambia, y es que cuando un avión despega en contra del viento, aumenta el flujo de aire sobre las alas. A esto se le llama “Principio de Sustentación”.

Pero ¿cuál de las dos fases es más peligrosa?

Pues bien, según las estadísticas, el momento más peligroso es el aterrizaje ya que al estar en movimiento hay factores externos como el clima que puede generar que el aeropuerto de destino no permita el aterrizaje.

Si quieres saber curiosidades sobre los aviones, no te pierdas nuestro post en el blog