Actualidad

Por qué los aviones no llevan paracaídas

paracaídas en los aviones por qué no se utilizan

¿Alguna vez te has preguntado por qué los aviones no cuentan con paracaídas de emergencia para sus pasajeros/as? 

Parecería una precaución lógica, ¿verdad? 

Sin embargo, la respuesta a esta pregunta es mucho más compleja de lo que podrías imaginar. 

En este blog, nos adentraremos en el mundo de la aviación para descubrir por qué los aviones comerciales no están equipados con paracaídas, explorando las razones técnicas, logísticas y humanas detrás de esta aparente omisión. 

 

Por qué los aviones comerciales no llevan paracaídas para un caso de emergencia

Los aviones comerciales no llevan paracaídas por una serie de razones técnicas, logísticas y de seguridad que hacen que esta idea no sea práctica ni viable en la mayoría de los casos. Vamos a ver las principales razones detrás de esta decisión:

Altura y Velocidad

Los aviones comerciales vuelan a altitudes extremadamente elevadas, a menudo por encima de los 30,000 pies (9,000 metros) y a velocidades que superan los 500 mph (800 km/h). 

En estas condiciones, la atmósfera es muy delgada, lo que significa que el aire es demasiado tenue para que los pasajeros respiren sin equipo especializado. Además, las fuerzas aerodinámicas a esas velocidades y altitudes hacen que saltar de un avión sea extremadamente peligroso para una persona sin entrenamiento en paracaidismo.

Dificultad Técnica

Saltar de un avión en vuelo es una maniobra altamente técnica que requiere entrenamiento especializado.

Asegurarse de que todos los pasajeros sepan cómo usar un paracaídas y ejecutar un salto de emergencia de manera segura sería logísticamente complicado. Los paracaídas también deben ser almacenados, mantenidos y reemplazados regularmente, lo que añadiría una carga logística significativa a las aerolíneas.

Riesgo de Lesiones

Saltar de un avión en vuelo puede causar lesiones graves o incluso mortales. 

La fuerza del viento y la velocidad de la caída libre pueden llevar a fracturas óseas, dislocaciones de extremidades y daño cerebral por la aceleración repentina. 

Además, la mayoría de las aeronaves comerciales cuentan con motores, alas y otras partes que podrían representar un riesgo para cualquier persona que intente salir.

Presión de Cabina y Temperaturas Extremas

En la altitud de crucero, las temperaturas son extremadamente bajas, a menudo mucho más allá de lo que un pasajero podría soportar sin protección adecuada. 

Además, la cabina del avión está presurizada, lo que significa que saltar de ella expondría a los pasajeros a una caída repentina de presión, lo que podría causar daños en los oídos, nariz y pulmones.

Mantenimiento de la Seguridad 

La seguridad de los vuelos comerciales se basa en mantener a los pasajeros en la aeronave durante todo el vuelo. 

Los aviones comerciales están diseñados y equipados con múltiples sistemas de seguridad, como redundancia en motores y sistemas eléctricos, para garantizar un alto nivel de confiabilidad. 

Permitir que los pasajeros salten en paracaídas podría poner en peligro la integridad de la aeronave y su operación segura.

Aunque la idea de llevar paracaídas en aviones comerciales podría parecer una medida de seguridad adicional, en realidad, no es práctica ni segura debido a las complejas condiciones técnicas, logísticas y de seguridad involucradas en los vuelos comerciales. 

La seguridad en la aviación se basa en prevenir problemas en lugar de abordarlos una vez que ocurren, y es por eso que los aviones están equipados con sistemas de seguridad y entrenamiento de tripulación para lidiar con emergencias en el aire de manera más efectiva.

 

Si te ha gustado este artículo y quieres aprender más sobre los materiales de emergencia que se encuentran a bordo de un avión, haz clic aquí.

¡Nos vemos en la próxima!